BVDERMA


Categorías


Etiquetas


BVDERMA

/ 0

Consejo Farmacéutico

Importancia de la Vitamina C

15th diciembre 2014

Las vitaminas son nutrientes esenciales para el desarrollo de funciones vitales para nuestro organismo. El ácido ascórbico o vitamina C es una de las vitaminas más conocidas y de la que estamos más acostumbrados a oír hablar de manera frecuente. Es una vitamina que los seres humanos, a diferencia de otros animales, no somos capaces de sintetizar, y dado que se trata de un componente fundamental, se hace indispensable aportarla de forma externa a través de la dieta.

En el ranking de propiedades nutricionales de los alimentos los cítricos tienen fama de contener altos niveles de vitamina C sin embargo hay muchas frutas y verduras que lo superan significativamente siendo el kiwi y las fresas las frutas que más vitamina C contienen y el brócoli, las espinacas e incluso el tomate, alimentos con un mayor contenido en vitamina C que las naranjas. En cualquier caso, considerando la zona donde nos encontramos, el consumo de cítricos sigue siendo una fuente principal de vitamina C en nuestra dieta.

La vitamina C, a diferencia de la vitamina A de la que hablamos en otro artículo, es una vitamina hidrosoluble, es decir, se disuelve fácilmente en agua y por tanto su exceso se elimina a través de la orina, no siendo acumulativa. Esta propiedad, la facilidad para ser eliminada reduce los riesgos de intoxicación por sobreacumulación. Contrariamente, el déficit vitamina C, es decir niveles de vitamina C por debajo de los recomendables, supone una situación de riesgo real que puede conducir a desarrollar la patología conocida con el nombre escorbuto. El escorbuto es una enfermedad de baja incidencia en la época actual, pero que fue muy frecuente en el pasado cuando existían peores hábitos y condiciones alimentarias, y que tenía consecuencias muy graves tales como: anemia, gingivitis, caída de dientes, hemorragias, manifestaciones en la piel, shock y en el peor de los casos conducía al fallecimiento de la persona afectada. Hoy en día, debido a las mejoras en la alimentación, es prácticamente imposible encontrar casos de escorbuto en zonas desarrolladas como Europa, sin embargo no debe descuidarse la inclusión de la vitamina C en nuestra dieta para asegurar un perfecto estado de salud.

La vitamina C participa en funciones tan indispensables en el ser humano como la síntesis del colágeno, molécula que forma parte de la estructura de los cartílagos y huesos, ayuda al desarrollo de los tejidos y es fundamental en el proceso de cicatrización de las heridas. Tiene un elevado poder antioxidante, siendo utilizada esta propiedad en la industria cosmética para combatir la oxidación y generación de radicales libres causante del envejecimiento prematuro. En la industria alimentaria, el ácido ascórbico (vitamina C) es el aditivo designado con la nomenclatura E300 en las etiquetas de los artículos, en este caso no es añadido por su valor nutricional como vitamina sino por sus propiedades antioxidantes como conservante, de manera que se utiliza para preservar determinados alimentos de la degradación bacteriana y microbiana e igualmente se aplica en carnes para evitar la formación de denominadas nitrosaminas, sustancias que en alguna variante poseen propiedades potencialmente cancerígenas. Sin embargo, el uso del ácido ascórbico como aditivo alimentario está totalmente regulado y se realiza en una dosis mínima y totalmente inocua.

La vitamina C es un componente en la gama farline anticaída, concretamente en su versión en cápsulas, aportando el 100% de la CDR ayudando asi a prevenir la caída del cabello.

Un saludo, espero que sean de utilidad estos consejos y no dudes en contactar por mail con nosotros si tienes alguna consulta.

Marta Muñoz | Farmacéutica BVDERMA

marta@farmaciablancovicente.com

FARMACIA BLANCO VICENTE | BURJASSOT – GODELLA

Marta M.
Author

Marta M.